CÓMO USAR LAS PREGUNTAS PODEROSAS EN LA FAMILIA

“El lenguaje no es sólo una manera de comunicarnos, sino que también tiene el poder de crear la realidad”

En este artículo os ofrecemos una de las herramientas fundamentales del coaching que puede ser muy potente en la educación de los hijos e hijas: las preguntas poderosas. Con ellas lograréis que focalicen su atención en las posibles soluciones, creando nuevos escenarios para afrontar la realidad del día a día.

preguntas poderosas

¿Cómo son las preguntas poderosas? ¿Qué características tienen? ¿Cuáles son sus beneficios?

  1. Son preguntas abiertas y cortas que no se responden con sí o no.
  2. Empiezan por: qué, para qué, cuál, cuándo, cómo y dónde. Se evita utilizar el por qué.
  3. Generan consciencia y no juzgan, nacen de la escucha. Evitando así dañar la autoestima.
  4. Promueven la reflexión, no se responden rápidamente. Obligan a concentrarse más de lo habitual.
  5. Desarrollan la responsabilidad en nuestros hijos/as y su empoderamiento.
  6. Fomentan pensamiento proactivo y la creatividad.

Pararse a pensar y reflexionar sobre lo que está pasando en una situación específica y compleja no es perder el tiempo. Te proporciona nuevas perspectivas para resolver los conflictos, respondiendo a un objetivo más grande y deseado. Por ejemplo, ante un conflicto donde sientes que tu hijo/a no te escucha, en vez de pensar por qué no quiere escucharme es mucho más productivo preguntarse: “¿qué puedo hacer para conversar mejor con mi hijo?”. Desde esta perspectiva no hay culpables sino aprendizaje y un fin educativo beneficioso, en este caso estás ayudando a que tu hijo/a adquiera buenas habilidades de comunicación.

Aquí tenemos algunos ejemplos:

PREGUNTAS CERRADAS PREGUNTAS ABIERTAS Y PODEROSAS
¿Por qué has suspendido el examen? ¿Qué puedes hacer diferente la próxima vez?
¿Qué has hecho hoy en la escuela? ¿Qué es lo que te ha hecho hoy disfrutar más en el colegio?
¿Por qué te has enfadado con tu hermana? ¿Qué es lo que te gusta menos de tu hermana? ¿Y lo que más te gusta?
¿Por qué mis hijos buscan complicarme la vida? ¿Qué puedo hacer para que mis hijos colaboren más en casa?
¿Quieres cenar pizza? ¿Cuál sería tu cena ideal?
¿Quieres hacer los deberes ya? ¿Qué momento te parece mejor para hacer tus deberes?

 

¿Cuándo y cómo empezar a realizar preguntas poderosas a nuestros hijos/as?

familia

Las preguntas poderosas no son una simple herramienta, sino una manera de educar a nuestros hijos e hijas. Con las preguntas cerradas, sólo conseguiremos un sí o un no por respuesta. Por otro lado, con las preguntas poderosas se abren multitud de posibilidades que les permiten desarrollar un pensamiento más completo, investigando en ellos mismos y en todas las opciones. Por ello se pueden y deben empezar a hacer desde pequeños, a partir de los 3 años con preguntas muy simples para después ir haciéndolas más complejas y abstractas. Gracias a la neuroeducación hemos averiguado que el cerebro y sus conexiones se pueden modificar, reforzar… Es decir, es moldeable. Si comenzamos a usar estas preguntas a partir de esta edad, estaremos creando las conexiones necesarias para que en el futuro puedan pensar de forma más flexible, creativa y resolutiva. Primero las irán interiorizando y, poco a poco, las irán formulando de manera espontánea, haciendo el día a día más satisfactorio.

Hace falta tener tiempo para hacerlas, las prisas tampoco son buenas ante estas preguntas. En este sentido no está de más pedir permiso a tu hijo/a antes de hacerlas para buscar compromiso y receptividad. Muestra una actitud curiosa y de interés, profundiza todo lo que puedas, no te quedes con la primera respuesta. Es importante darles espacio para que ellos y ellas escojan y tomen las decisiones, después ya se podrán valorar los resultados de la elección.

Una vez formuladas es importante estar atento a la respuesta verbal, pero también a la no verbal: el tono, los gestos… Las emociones que hay detrás son de vital importancia y dan mucha información sobre el menor. Es indispensable también reconocer a nuestros hijas/os tal y como son sin juzgarles, logrando una fuerte empatía en las relaciones entre padres e hijos. ¡Los resultados se perciben antes de lo que a veces imaginamos!

Entonces… ¿Cuándo empezamos a practicar?

Y si quieres profundizar en el tema, no dudes en ponerte en contacto, estaremos emocionadas en ayudaros y acompañaros. https://plumaria.org/servicios/familias

 “Una buena pregunta es una semilla que debe sembrarse para que produzca más semillas, con la esperanza de reverdecer el paisaje de las ideas.John Ciardi

9 comentarios en “CÓMO USAR LAS PREGUNTAS PODEROSAS EN LA FAMILIA

  • Muchísimas gracias Alejandra por tu comentario. Estamos emocionadas de que os guste y que os sirva.
    Cualquier duda estamos a tú disponsición.

  • Que buen artículo, pero he de reconocer que no es fácil aún sabiéndolo ya que en momentos de estrés o de conflicto volvemos a las que tenemos aprendidas y que suelen juzgar y limitar las contestaciones a si o no. Gracias por compartir este artículo y recordarme que lo generar la reflexión y o sobretodo no juzgar en muy muy importante.
    Un besazo muy grande chicas

  • Preciosa reflexión Karol. Estamos totalmente de acuerdo contigo. Superar hábitos adquiridos es sumamente difícil y más aún cuando estamos en un ambiente de estrés o conflicto. Identificarlo ya es un paso increíble!! Muchas muchas gracias.

  • Exelente me ha gustado mucho la nota es de suma importancia entonces la manera de comunicarse con nuestros niños por eso muchas veces no obtenemos respuestas favorables por no saber dirigirnos a ello.

  • Hola Saul, evidentemente conseguir comunicarnos efectivamente con nuestros hijos/as no es tarea sencilla. Por ello, la toma de conciencia es un gran y excelente paso para empezar. ¡Muchas gracias por tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *